bolsas de papelDiariamente se desechan en todo el planeta toneladas de bolsas de plástico que inmediatamente se convierten en un potente enemigo para el medio ambiente. La mayoría de las bolsas que (con un poco de suerte) acaba en los vertederos, no está fabricada con materiales biodegradables, por lo que supone una amenaza para la naturaleza durante mucho años.

Un simple gesto por tu parte podría evitar que se sigan acumulando toneladas de este material fácilmente sustituible. Utiliza bolsas de papel o tela y asume tu parte de compromiso con el planeta.

Impacto medioambiental de las bolsas de plástico

Tal vez tú no te des cuenta, pero cada vez que te deshaces de una bolsa de plástico (especialmente cuando no lo haces de la manera correcta), contribuyes a la generación de un tipo de basura muy tóxica.

Las bolsas de plástico se fabrican a partir de sustancias derivadas del petróleo que pueden tardar en degradarse más de medio siglo. En función de su composición y de si están o no serigrafiadas, este margen de tiempo puede ser incluso superior.

Por desgracia, las bolsas de plástico ni siquiera acaban en sus contenedores de basura correspondientes, sino que se acumulan junto a otro tipo de residuos y terminan invadiendo de manera agresiva los ecosistemas naturales del planeta.

Tanto en el mar como en la tierra, la flora y la fauna de estos ecosistemas sufre las consecuencias de este despilfarro tan ridículo y al que podrías poner fin ahora mismo si comenzaras a utilizar alternativas ecológicas como las bolsas de papel o de tela.

Cifras que anuncian un futuro incierto

Se estima que alrededor de 100.000 mamíferos marinos y un millón aves mueren cada año como consecuencia de la contaminación por bolsas de plástico. Algunos mueren tras ingerirlas y otros al quedar atrapados en esta basura que actúa a modo de trampa.

La acumulación de bolsas de plástico es ya una desalentadora realidad en vertederos de todo el mundo y un problema que, si no se le pone solución inmediata, acarreará consecuencias catastróficas para el medio ambiente en un futuro no demasiado lejano.

Alternativas ecológicas al uso de bolsas de plástico

Te proponemos un cambio de hábitos que te beneficiará a ti y al entorno en el que vives. Empieza a utilizar bolsas de papel o de tela cuando vayas al supermercado, cuando necesites llevarte algo a la oficina e incluso cuando vayas a hacer un regalo.

En su fabricación se utilizan componentes naturales y biodegradables que no suponen una amenaza para el medio ambiente ni aún cuando te deshagas de ellas. Además, se trata de bolsas más resistentes y reutilizables, por lo que podrás recurrir a ellas durante mucho tiempo.

Súmate a nuestra revolución ecológica y empieza a utilizar hoy mismo bolsas de papel y de tela. El planeta te lo agradecerá.